La insularidad en versos

Sobre La isla en versos. Cien poetas cubanos
Arístides Vega Chapú.
Con la lectura de los poetas Noelys González, Laritza Fuentes, Déborah García y René Coyra, incluídos en la antología La isla en versos, de la holguinera editorial La Luz, fue presentada en esta ciudad este proyecto que saluda los veinticinco primeros años de la Asociación Hermanos Saíz.
Un grupo de escritores holguineros capitaneados por Luis Yuseff, uno de los seleccionadores junto al poeta Yanier Palao de esta antología, junto a estudiantes de la Facultad de Artes Visuales del ISA quienes realizan un documental sobre este proyecto, visitaron la ciudad de Santa Clara con este motivo. Ya anteriormente la habían presentado en la ciudad de Santi Spiritus y al día siguiente de su presentación en el centro del país se dijo sería presentada en la ciudad de Cienfuegos. Este itinerario incluye a casi todo el territorio cubano, el mismo que acoge esta antología poética que incluyea creadores de todo el país.
Cien definiciones sobre lo que significa vivir la compleja y atípica insularidad cubana. Cien distintas maneras de verlo, sentirlo y compartirlo. Libertad de palabras y de maneras de ubicar la palabra, la diversidad expresiva por la que tanto abogó mi generación poética en intensas luchas que quizás ya se tienen olvidadas.
Hermosa muestra lírica, como la definió el noble y talentoso Roberto Manzano en el prólogo de la antología de poesía La isla en versos. Cien poetas cubanos, con que la holguinera Ediciones La luz festeja los veinticinco años de la AHS.
Sostengo que la poesía, la verdadera, se escribe solo en la juventud, en la etapa que agrupa esta muestra que hoy con júbilo presento. Luego solo se divaga, con mayor o menor constancia, claridad y suerte. Pero la poesía es un acto de irreverencia propia de los jóvenes. Un acto que precisa de ingenuidad, intensidad, bríos, de la duda y la agonía, de la crueldad, propia de los jóvenes.
Cien voces que recorren el completo territorio de la Isla. Los nacidos en los setenta hasta los más jóvenes, los nacidos en el ochenta y ocho. Los que viven en urbes y los que viven en pueblitos apenas visualizados en los mapas.
Conocidos y no conocidos. Porque ha sido esta promoción poética sumamente precoz y ya algunos de sus nombres ya habían alcanzado reconocimiento cuando apenas salían de ese tiempo tan cuestionado como el que nombran como adolescencia: René Coyra, Francis Sánchez, Yamil y Norge Espinosa, Mae, Kenia Leyva, Leymen Pérez, Arlén Regueiro, José Ramón Sánchez, Ronel González, Mayléen e Israel Domínguez, Ian, Alejandro Ponce, Isaily y Liudmila, Luis Yuseff y Polina, Marcelo Morales, Katia Gutiérrez y Oscar Cruz.
Otros, que pese a que son muy jóvenes aún venimos ahora a reconocerlos con poemas y poemarios tan interesantes que no hay manera de no tenerlos en cuenta como Farell Bofill, Yunier Riquenes Yannier Palao, Luis Amaury, Isván Álvarez, Geovanys Manso, José Miguel Gómez, Laritza Fuentes, Lisy y Déborah García, Arnaldo Viquillón, Yanira Marimón, Teresa Fornaris y Daniela Díaz Mantilla.
Y otros que apenas se incorporan a ese reconocimiento como poetas y que aún sus discursos no tienen la solidez que de seguro alcanzarán en breve y que ya estamos dispuestos a leerlos y tenemos la posibilidad gracias a este proyecto de La isla en verso.
Me hubiera gustado encontrar en esta muestra tan tolerante y abierta a nombres que aunque muy jóvenes también ya tienen libros y premios como para no perdérnoslos en cualquier proyecto de la AHS como por ejemplo los poetas Sergio García Zamora, Fidel Gómez Guell, Maylan Álvarez, Pedro Evelio Linares y Liuvan Herrera Carpio, a quienes los ido conociendo en las diferentes actividades literarias, ferias y convites que con intencionalidad comienzan a darle espacio a estos escritores que aunque muy jóvenes ya pueden mostrar una altísima calidad.
Sobre todo porque no es esto una selección que hubiera justificado a criterio del seleccionador cualquier exclusión. Pero ya suponemos lo difícil de un proyecto que intentó abarcarlos a todos, viviesen donde viviesen. Y la poca atención que algunos creadores ponen a intenciones como esta.
Tampoco nunca se equivocan los jóvenes. Toda la verdad descansa sobre ellos. Celebrar los veinticinco años de la AHS con poesía es un acto de incuestionable madurez. La poesía es el lenguaje de la verdad. Esa verdad por la que se gasta la vida en su búsqueda, esa verdad que ya no está en las predicciones, ni en los discursos prometedores, ni en los partes meteorológicos, sino en la poesía.
Quiero agradecerle a las ediciones La Luz, a los talentosos escritores holguineros Luis Yuseff y Yunier Palao por este proyecto hermoso, abarcador y necesario no solo para ofrecerles argumentos a las instituciones culturales de cuán rico y diverso es el panorama escritural contemporáneo cubano y cuánto deben hacer por fortalecer y apoyar esa escritura más joven que significa el futuro y la continuidad de la lírica tradición cubana, sino además para dejar constancia de esa continuidad a quienes se interesan por estudiarla.
Agradecerles, finalmente, la visualidad de este libro de La isla en versos, cuya lectura me confirma que nada ha sido en balde, que con cien poetas la revolución está ganada.

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en El Diario que a diario y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s