La noticia, las fuentes y las partes

Jorge Ángel Hernández 

La noticia se levanta a partir de lo que un determinado disidente afirma. No hay fotos que lo testimonien ni voces de los implicados. Carlos Serpa Maceira, periodista infiltrado en la contrarrevolución, demostró ante las cámaras lo sencillo que resulta fabricar un informe totalmente falso y lanzarlo al ruedo de la reproducción internacional de información. No es necesario comprobar las fuentes, acudir a elementos de garantía de lo dicho, más bien es recomendable evadir este paso, para evitar las dudas que esas fuentes censuran con rigor y venganza. Lo hecho viola códigos éticos y legales, pero tampoco importa, siempre que cumpla con el manual establecido: construir la realidad cubana para la opinión pública global. Esta, desde luego, debe ser caótica, demostrativa de que solo falta una chispa para la rebelión. La contigüidad de la saturación informativa del momento viene pintada para la reproducción mecánica: revueltas en el mundo árabe (magnificadas por la cobertura informativa), protestas en EEUU y Europa (domeñadas por esa misma cobertura) y el confuso panorama alrededor de la muerte (en tercera temporada) de Bin Laden.

Las agencias creadas para la subversión en Cuba redactan de inmediato, valiéndose de mensajes elaborados por quienes no han sido testigos. En el apuro, los periodistas acreditados no se toman el trabajo de confrontar las fuentes: las de la disidencia, estandarizadas en sus reiterados tópicos, les son del todo útiles. Y son preciosamente tautológicas. Las grandes agencias reproducen el fardo, escudándose en el anonimato y la propia confusión que destila de lo dicho. Convierten el rumor en noticia, tanto desde el punto de vista del suceso en sí, como desde el punto de vista de las estructuras informativas mundiales.

Un lector común puede darse cuenta de la reserva con que fue asumido en caso Soto García por la BBC, relegando al ámbito de lo dudoso lo que de algún modo se da por confirmado. Lo coloca y se cubre, o se tapa, como los apostadores. El diario El País, por su parte, cumple con su misión opositora y coloca en plana principal de su edición online las aseveraciones sucesivas y hasta localiza telefónicamente a Sanchez Santacruz para forzar a una investigación “que depure responsabilidades”. Nada informa de haber intentado contactar telefónicamente con otras fuentes oficiales, pues, a fin de cuentas, está fuera de manual concederle opinión. Llega incluso a dar por contigua la muerte de este enfermo crónico con la de Zapata, tras la huelga de hambre, obedeciendo al carácter de lo reportado por la consuetudinaria falsificadora de informes Marta Beatriz Roque. En la edición siguiente, traslada la noticia a la primera plana de América Latina. Tampoco aporta fotos probatorias, solo la del fallecido, a quien no dice haber entrevistado, médium mediante acaso.

La periodista Norelys Morales Aguilera, en su blog Islamía, [http://islamiacu.blogspot.com/2011/05/muere-ciudadano-cubano-ha-comenzado.html] ofrece el mismo domingo 8 información acerca de las enfermedades que le causarían la muerte a Soto: pancreatitis aguda, insuficiencia renal, diabetes, hipertensión y miocardiopatía dilatada. No es poco, que digamos.

Yohandry Fontana, en su blog, [http://yohandry.com/index.php/component/content/article/44-cuba/370-pancreatitis-aguda-mato-a-soto-garcia] asegura unas horas más tarde haber consultado un familiar del fallecido y una fuente policial, ambos negando el ejercicio de violencia. La fuente de Morales es una entrevista con el doctor Rubén Aneiro Medina, especialista de la Sala de Terapia Intermedia del Hospital Arnaldo Milián, donde Soto fue atendido. O sea, la profesional del periodismo acude, como corresponde, a una información de primera mano, especializada y con conocimiento directo del asunto.

(Fue atendido, me disocio un instante, de modo gratuito y sin tener en cuenta el costo de los medicamentos ni que el paciente carece de la necesidad de tener seguro médico u otro fetiche de la atención médica capitalista, pero eso queda en lo obvio para la construcción global de la noticia. Si, pongamos, alguien del personal asistente le hubiese pedido diez CUC por alguna medicina que estaba en falta, ¡ah, qué notición!, Fariñas, desdecuba.com (o sea, desde Miami) y demás fuentes y voceros, con la complicidad de las agencias acreditadas, la hubieran recargado de lo lindo. Y sin mencionar el bloqueo para lo más mínimo.)

Ninguna de las fuentes pergeñadas para la subversión, que de inmediatez se ufanan, aluden a los detalles de primera mano aportados por Norelys Morales, o por Yohandry Fontana.

La mayoría de los comentaristas de El País, a pie de nota, dan por cierto el paquete. En la polarización de opiniones, los defensores de la Revolución optan por comparar los niveles de violencia en las diferentes sociedades. Es decir, se ha conseguido en alta medida el objetivo: la idea de la represión y el asesinato ha prendido en la opinión global.

Cuando las comprobaciones lleguen… a otra cosa, Mariposa, que no conviene marcar que se asumieron fuentes de nula confianza (recuérdese cómo Yoani Sánchez construyó su “golpiza”, en el más burdo teatro de pantalla de móvil y cómo Marta Beatriz fabricó un acto subversivo alrededor de la protesta de los estafados en el cine Camilo Cienfuegos, de Santa Clara). La parte subversiva concluye, desde luego, en el rumor, en la construcción espuria y direccionada de una supuesta realidad. Y el arduo trabajo de limpieza se deja a la ciudadanía, estafada por las mismas agencias a las cuales confían su derecho a informarse con objetividad, abrumada por nuevos subterfugios, para que siempre quede un rescoldo de posibilidad alrededor de la mentira lanzada.

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en El Diario que a diario y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a La noticia, las fuentes y las partes

  1. Martin dijo:

    Bueno, ya ve que usted es vocero oficial del gobierno, no un escritor. Al menos se comporta como lo primero. No se sienta mal con lo que usted es. Asúmalo y afírmelo orgulloso.

    Usted nos refiere a Norelys Morales, periodista; y a Yohandry Fontana. La primera, tendría que pasar un curso de redacción, al menos. Si eso es periodismo… Y el segundo, pues… es un seudónimo. ¿Usted nos está dando como referencia periodística a una persona que se escuda detrás de un seudónimo?

    Por el momento yo prefiero creerles a ellos, a los que nos dicen que la policía política es represiva y que da golpes. Tengo más elementos para creerles a ellos. Y no se preocupe, que aquí no comento más. Mucha suerte en sus empeños literarios. Gracias.

  2. Yago Mendez dijo:

    Tus argumentos me recuerdan como nos reíamos con la famosa frase de la tele cubana cuando afirmaba: “un pequeño grupúsculo del fenecido sindicato solidaridad” para comentar las imágenes de una multitudinaria manifestación en Polonia.
    Pareciera que el mismo que la escribió te escribe los post a ti, pero yo se que no es así. Tu ya sabes hacerlo por de “motu propio”.
    Las dictaduras si no mataran, torturaran y emplearan a amanuenses como tú para denigrar mujeres, ofender a madres enlutadas y ensañarse en cadáveres, seria risibles.
    Pero caen, todas caen.
    Antes los expedientes se quemaban y cualquiera se podía desdecir. Ahora no. El internet es eterno y las pruebas de tus infamias estarán ahí para siempre.
    Yo si seguiré comentando hasta que te ordenen censurarme. Se que te ayudo a ganarte tu conexión a internet, tu viajes con “pitza de quesos del país” incluida y demás migajas, pero también te ayudo a mostrar tu miserable sometimiento y tu abyecta servidumbre.

  3. ogunguerrero dijo:

    Señor Martín, aun cuando fuere cierto que la periodista, que es una profesional calificada, redactara con trabajo, ello no cambia el resultado de la información, de primera mano y verídica. Con faltas de ortograía incluso, sería el mismo el resultado. ¿Le molesta tanto que se deshaga el castillo inventado tan pronto? Quien construye en la arena del desierto sabe que es efímera su construcción.
    Airado y empecinado ofensivo Yago, trabajas fuerte en mi pasado, eso es de tener en cuenta, mis memorias terminarán siendo más interesantes que las de una estrella de cine. Aunque ya pasaste al cliché del Pais, creyéndole al él claro y suponiendo que eso me denigra. Mal va tu sentido de la moral si así lo entiendes. Siento, sin embargo, que ya no te quedó más remedio que pasar a la amenaza, esa arma adalid de la impotencia, o sea, que me adviertes claramente que me cobrarán el lance. Hombre, como si no supiera que, con ustedes, solo hay bandos de vengativos dictadores esmirriados que no tendrían comparación con poder en las manos. Por eso no ganan, por eso no tienen de quién aferrarse. Por eso, sobre todo, sigo de este lado

  4. Pingback: Los buitres se quedan sin su bola… de nieve « Lapolillacubana’s Weblog

  5. Pingback: Ogún guerrea en la web | La pupila insomne

  6. La Gusana dijo:

    Dos mensajitos, querido amanuenese…me parece estar viendote en la terminal de omnibus de Santa Clara obstin’ao con tu mochilita, ja, ja, ja:

    http://www.elpais.com/articulo/ultima/Cuba/tardo/horas/subir/video/YouTube/elpepiult/20100521elpepiult_2/Tes

    Después de esto a nadie se le ocurre escribir ni existir HP.

    Y esto:

    http://www.penultimosdias.com/2011/05/10/extracto-de-historia-clinica-de-juan-wilfredo-soto-no-menciona-pancreatitis/

    Ya nos veremos las caras cuando caiga el muro

  7. Antonio dijo:

    Ahora cuando se extienda la Internet en Cuba, gracias al cable que viene de Venezuela, no habrá mejor “trabajo politico revolucionario” que el que hacen, por ejemplo, esta tal Gusana y el tal Yago. La gente de adentro podrá darse cuenta del resentimiento enfermizo y los deseos de venganza que animan a muchos de estos opositores de la revolución. Verán de primera mano cuanta prepotencia acumulan, y cuanta superficialidad expresan, y entonces defenderá más lo suyo. Por el modo en que amenazan estos deben ser de los que propugnan tres dias de licencia para matar.

    • La Gusana dijo:

      No Antonio, no vamos a matar a nadie como hicieron ustedes en el 59 y hace unos dias con la paliza en Santa Clara.
      Estamos, incluso, contra la pena de muerte.
      Habra, eso, si, juicios y procesos para los complices. Mira como en Argentina ahora con Videla, por ejemplo.
      Pero no fusilados ni nada de eso. Eso es lo que te dicen quines te gobiernan para darte miedo, para diabolizarnos Antonio, porque los que tienen miedo y matan son ellos.
      Y para pobre tipos como este HP ni siquiera eso: solo mirarlos a los ojos y que vuelvan a ser lo que son en una sociedad democratica y competitiva, intelectuales de provincia de 5ta o 6 ta categoria…carteros, por ejemplo, como el personaje de La vida de los otros, la pelicula alemana.
      Que se les acabe la prepotencia que le da el poder de los Castros.
      Asi que no te preocupes. Ah, y ni siquiera queremos volver a vivir alli, de tanto escombro fisico y moral. No, poner un poco de orden y ayudar a modernizar el pais donde, como tu, nacimos, solo eso.
      Te dejo ahora Antonio, es la hora del ALMUERZO (conoces esa palabra, la recuerdas?) me voy a comer un bistec y después voy a ver unos GOYAS al museo del Prado, ja, ja, ja

      • Antonio dijo:

        ¡Ay, Gusanita!, qué inconsistente y bobita.
        En Madrid se almuerza sobre las dos. ¿Salir para El Prado una hora después? No te lo cree nadie.
        Tu prepotencia infantil solo trasluce una envidia tremenda por estar aquí: sueños de la “razón” que paren monstruos.
        Sabes una cosa, cuando voy a España me alejo de ciertos cubanos. Y no por nada político; es que constantemente se almuerzan su propio hígado a la vinagreta. No hay quien pueda con tanto rencor fermentado.
        Un saludo

  8. Pingback: Persecuciones y amenazas, como el manual exige | Ogunguerrero

  9. Jose Garcia Parrales dijo:

    Me causan pena los gusanos,Martin,Yago y la gusana,lo que tienen es el cerebro putrefacto por el gèrmen de la ignorancia. mejor hubieren sido “guapitos marielitos” o caga sabanas del imperio, pues lo que tienen es alma de pajes y lo que pueden es revolcarse en el estièrcol de la ignorancia, pues ni para recaderos del imperio valen pipi..
    Adelante con tu pàgina estos son pocos nosotros somos millones.

  10. Pingback: De cuando el Marqués de Vargas Llosa te respalda | Ogunguerrero

  11. Pingback: De la actualización del modelo socialista cubano. Novena imprescindible | Ogunguerrero

  12. Pingback: El triunfo de Humala y el nuevo horizonte | Ogunguerrero

  13. Pingback: De cuando Yoani y su esposo fueron brutalmente desnudados en un bosque de La Habana | Ogunguerrero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s