La represión en Valencia y el timo de la sociedad civil europea

Jorge Ángel Hernández

Respuesta del sistema al reclamo de las leyes del sistema

La policía de Valencia ha arremetido contra los manifestantes que reclamaban justicia y equidad a quienes viven de propagandizar que representan al conjunto de la sociedad en el ejercicio del poder. Las imágenes son claras y no dejan lugar a dudas, desmentidos o justificaciones: la reacción violenta se ha marcado. Antes, la policía de Barcelona había reaccionado contra la juventud que pacíficamente se manifestaba. Ambos gestos represivos, acaso impulsados como prueba de ensayo, han dejado más indignación, más deseos de seguir reclamando la reconstitución de los derechos prometidos y más evidencias de que la sociedad civil ha sido timada por la política liberal y está llegando a límites. La liberación de los cinco detenidos fue reclamada de inmediato por más de 2000 personas.

Se trata de un verdadero síntoma de descontento en una sociedad civil que empieza a hacerse de difícil manipulación por la estructura de gobernabilidad con que el liberalismo se ha legitimado y con el que se ha impuesto a la ideología de la transformación revolucionaria, sacudida por sus crisis internas, paliadas y no resueltas para el interior del sistema en la Europa del este, y finalmente derrotada en la última década del siglo XX.

Los callejones sin salida del sistema electoral, y de sus estructuras de gobierno, muestran sus brechas ante movimientos que apenas comienzan a hacer uso de ciertos derechos que, por prescripción democrática, tienen a su disposición. Las peticiones son, como se ha dicho, conservadoras, inherentes a los mismos valores que propugna el Estado de Derecho sobre el cual la ideología liberal legitima su dominio y aquilata su expansión. Las fórmulas de la socialdemocracia en el viejo continente, auscultadas como panacea de solución política tras la derrota del socialismo europeo, han dado prontamente muestras de no tener salidas efectivas, han contribuido al proceso de proletarización de amplios sectores que habían confiado en sus promesas democráticas y han demostrado sus imprescindibles vínculos con los mecanismos esenciales del capitalismo, sobre todo los que permiten la injerencia imperialista en territorios con recursos naturales de máxima necesidad. Y se han remarcado, por demás, las diferencias entre grandes fortunas e índices de pobreza.

Son signos sociales que ponen en entredicho el estatuto representativo del sistema de partidos políticos y, aún, de las instituciones que como contraparte de la hegemonía presionan en cierto ámbito de decisiones que inciden en el conjunto de la sociedad. La sociedad civil española no se ha organizado, siquiera, reconociéndose en tal sentido: apenas demanda al sistema lo que la teoría del sistema ha propugnado como sus ejes de legitimación, como sus garantías de oportunidades. Con sólo insistir en la demanda, las contradicciones sistémicas ponen en crisis a las instituciones que las representan y revuelven los mecanismos de gobernabilidad. Decir que son inviables esa institucionalidad capitalista y su instrumentaciones de gobierno, se ha estado anotando como disparate, o como extremismo marxista trasnochado. Sin embargo, basta con insistir en que el sistema se desarrolle en consecuencia, para que las consecuencias se reviertan contra sus propios presupuestos. Basta con insistir, con resistir, con no cejar en las demandas… y ya veremos el susto a dónde llega.

 

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en El Diario que a diario y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s