Segundo número del 2011 de la Revista Matanzas

Maylan Álvarez El colectivo de la revista artístico-literaria Matanzas se anticipa a La Noche de los Libros. Como antesala de lujo se presentará a las 2 de la tarde de este 1ero de julio en la Galería de Arte Pedro Esquerré el segundo número del 2011 de esta magazine, que dedica su dossier homenaje a uno de los más relevantes poetas de América: Lorenzo García Vega.

En este reconocimiento matancero se incluye una breve correspondencia entre el poeta y editor Alfredo Zaldívar y el propio García Vega; una entrevista de Alfredo Asensi a Vega, en torno a sus últimos trabajos; comentarios de Rito Ramón Aroche sobre Vilis, un libro de Lorenzo publicado en Miami en 1998 y unas palabras de José Kosser.

Sin dudas, uno de los momentos más connotativos de esta edición de Matanzas lo es la sección Deslindes, donde las poetas Aimeé G. Bolaños y Mabel Cuesta analizan la obra de varias escritoras cubanas de diáspora.

Manglar y uvero publica cuatro textos del poeta Luis L. Pita, ganador del Premio Loynaz en el 2010.

Ahmel Echevarría y Mauricio Cifuentes traen sus cuentos Un centenar de calamares y Cuadratura, respectivamente, a la sección El amanuense.

El dos veces Premio Casa de las Américas, el poeta guadalupano Ernest Pépin da sus consideraciones sobre Edouart Glissant, autor de El discurso antillano. La traducción de este artículo corresponde a Lourdes Arencibia. También en Botella al mar, ahora y por primera ocasión traducida del francés por Laura Ruiz, llegan fragmentos de El exilio según Julia, una novela de la escritora guadalupana Giséle Pineau.

Continúa la investigadora Mireya Cabrera Galán, quien pone Punto y seguido en esta sección para referirse a la Escuela Provincial de Artes Plásticas de Matanzas en su 70 aniversario.

La página que esta revista dedica a quienes aún permanecen inéditos, Las iluminaciones, trae al joven Alejandro Mainegra desde la ciudad de Cárdenas, con su primera publicación en la manifestación de cuento.

Cuatro pintores cubanos en la Colección Padilla es el tema fundamental del investigador y especialista del Museo de Arte de Matanzas Yoan Alvarez, quien se acerca a la publicación matancera en la sección Derivas.

En Asombros de la isla, Javier Marimón, Maya Islas y Alina Galiano confluyen en sus decires poéticos con una muestra de su reciente creación.

Regresa Mireya Cabrera ahora a la sección Anales, junto a la también investigadora Deykis García, para historiar sobre Rafael Gómez Cabrera y la fotografía en Matanzas en el siglo XIX.

En la sección Ecos, el poeta y editor avileño Liuvan Herrera Carpio indaga en las propuestas líricas de Damaris Calderón. Boris Badía presenta Entre el encantamiento y la ironía al libro Ensayos de provincia, del investigador y crítico cultural Lincoln Capote, texto publicado por Ediciones Matanzas durante el 2010. Cierra la sección una reseña del periodista y narrador Norge Céspedes sobre La edad de las ataduras, reciente novela de Yunier Riquenes, bajo el sello de esta editorial matancera..

En el reverso de la contraportada, la revista artístico-literaria regala La remocinación, una sección que esta vez trae unas deliciosas décimas compiladas por Felipe Hernández Yedra de la tradición oral, atribuidas a un matrimonio haitiano que adquirió por los años veinte del pasado siglo una parcela de tierra. Sobre ella sobrevoló un avión, aparato que veían por primera vez y ¡Tremendo susto!

En esta oportunidad las plumillas y dibujos que acompañan el diseño de la revista a cargo de Johann E. Trujillo, quien obtuvo el Premio de Diseño Raúl Martínez en su reciente edición, pertenecen a Adrián Socorro. Este joven creador matancero ha participado en varias muestras personales y colectivas y ya reúne una muestra de singular atractivo en cuanto a los temas que bordean a la Isla como centro de su proyección pictórica.

La presentación de este segundo número del año estará a cargo de su director Alfredo Zaldívar, quien anticipa que la tercera edición dedicará sus páginas homenajes a la ciudad de Matanzas.

 

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en El Diario que a diario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s