A arranca pescuezo (del Catauro folclórico cubano)

Jorge Ángel Hernández

A ARRANCA PESCUEZO. fr. De la manera más tosca; brutalmente.

ABACORAR. v. tr. Avasallar // Acosar, hostigar, perseguir // Acaparar. Se utiliza en el habla del campesino, sobre todo con esta última acepción.

ABAJAR. v. tr. Bajar. Arcaísmo que, de acuerdo con la evolución de la lengua, ha devenido en error por prótesis. El habla común del campesino lo emplea en perfecta ignorancia de los cambios de la lengua.

ABAJARSE. v. tr. Bajarse.

ABAJO. // El habla común usa este vocablo, siempre dentro de una frase de contexto supraoracional, para indicar aquel que se encuentra en el occidente de dos topónimos homónimos. // En el habla popular urbana designa la parte central de la ciudad, generalmente el parque o plaza principal. En algunos poblados pequeños denota, por el contrario, alguna zona de las afueras. // El habla vulgar lo emplea como eufemismo con el que se connotan los genitales, principalmente los femeninos. Puede decirse Bésame abajo, o La Ayudó el amigo de abajo, con este sentido.// Estar abajo significa, según el contexto situacional, que un equipo deportivo muestra menor puntuación o, en específicas circunstancias sociales, hallarse en una escala menor a la que se suponía, ya sea ésta transitoria o estable.// El habla popular lo ha utilizado como interjección seguida del nombre o el apellido del tirano de turno o de la institución o Partido político al cual se opone: ¡Abajo Machado!; ¡Abajo Batista!; ¡Abajo los liberales!

ABALALLADO. Terreno cuya vegetación ha sido visiblemente hollada.

ABAKUÁ. s. y adj. m. Designa a quien pertenece a una hermandad masculina cubana de origen ñáñigo.

ABAKUÁ, LOS. Por discriminación, social y religiosa, los abakuá han sido relacionados con prácticas secretas inhumanas. La civilización suele asumir con neosupersticiones aquello que ha ubicado en la zona de lo supersticioso.

 

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en Catauro folclórico cubano. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s