Un hueco negro y transparente

Un poema de Yaikel Águila Camacho
I
Lucía cae.
Camus la escucha en su fondo.
Es un hueco negro y transparente
En él transcurren el corazón y una mano.
El cuerpo la abandona,
La llevan
Con los ojos abiertos hasta la montaña,
Allí la plantan.

Lucía cae…
Una luz…
Dicen que tiene salvación.

II
Un amigo la olvida,
Otro le tiende el mar
Y explica:
Tanto azul es demasiado…
Haz de volver.
Esta noche pesa
Y un ángel cierto te ronda cerca.

III
Ella es mar,
Hueco de mirar en las paredes.
Ella es el ángel
Caído en una guerra
Universalmente doméstica.
Sabe del mundo, las frutas,
de levedad y poesía,
Es otro puente lanzado al vacío:
La penumbra que es un hilo,
Una conversación, una quimera.

Su dedo alcanza
Y nos tirita el empeño

IV
Hay guerra.
Otra isla nos inventa.
Ya quedan de manos en algún sitio.

Ha vuelto del vino y la especie
Ha comulgado esta noche
Por el vacío y las revoluciones.
Hay guerra en el interior del mundo
Hay guerra en otro estado
Tan líquido y verde…

Lucía cae…
Una luz…
Dicen que tiene salvación.

Fuente: Faz de tierra conocida, pp. 7-8

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en Oficio de leer. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s