¡No más juegos de guerra!

Jorge Ángel Hernández

¡No más juegos de guerra! Foto: Norelys Morales


Con esta frase, pronunciada en tonos que pasaban del asombro a la súplica a la orden, finalizó el espectáculo Vértigo continuo por la Liberación de los 5, que en Villa Clara escritores y artistas dedicamos a esta justa y necesaria causa. Un 20 de octubre en el que, pese a todos los pronósticos, no fuimos boicoteados por la lluvia ni por los inconvenientes de la producción y la tecnología, impertinentes derrotados por la plenitud del talento.
Como si los más pesimistas vaticinios del regreso de los 5 a Cuba, se transformaran de golpe en esa lluvia que nunca molestó; y cada verso, cada gesto, cada canción que se lanzara al aire, fuese un conjuro para obstáculos que enturbian su regreso. Como si cada conjuro se sumara al acervo de la cubanía, signada por las transformaciones en el ámbito del arte y la cultura, como lo fueron las interpretaciones del trío Trovarroco, la espectacularidad de Roly Berrio, el sentimiento y la limpieza interpretativa de Yanet y Quincoso, la profesionalidad de las actrices de Estudio Teatral y la fuerza expresiva de los bailarines de Danza del Alma.
En la mañana, después de las 10 planificada, Pedro Méndez, los de Melaíto y estudiantes de la Escuela profesional de Arte “Leopoldo Roamañach”, plantaron sus caballetes en el Parque de las Arcadas, frente a la Galería Pórtico, de la AHS, donde se inauguraría la exposición personal de Antonio Guerrero Aves por la unidad, a la cinco de la tarde.
En los Jardines del Centro de Investigación y Desarrollo de las Artes Escénicas, poetas y trovadores lanzamos también nuestros conjuros. Desde las interpretaciones de Alain Garrido hasta el cierre magistral de Alberto Falla, acompañado al piano por la profesora Mery Córdova, con lecturas y comentarios de Arístides Vega Chapú, Alpidio Alonso y tres poemas míos, consiguieron que un público mayoritariamente compuesto por jóvenes universitarios regresara satisfecho a sus aulas. Así me lo hicieron saber las profesoras Mely González Aróstegui y Lídice Pascual, cuando en la noche llegaron al complejo escultórico del Tren Blindado para presenciar el espectáculo final. Y más alegres se veían cuando todo acabó, cuando la exigencia de paz de los bailarines de Danza del Alma nos dejó conmovidos, de modo que durante largo rato muchos permanecimos conversando en el lugar, festejando, como los deportistas cuando ganan un partido difícil. Y hasta los rostros de los funcionarios, que con frecuencia desaparecen a la velocidad del rayo tras los actos culturales, se demoraron por más de media hora entre el grupo de artistas y organizadores, todos abrazando a Eliot Porta, el artífice original de este trayecto que ha sido Vértigo continuo por la Liberación de los 5.
Confronte además los reportajes, con entrevistas y amplia información gráfica:
Ellos son cuba
Vértigo continuo: escritores y artistas por los cinco
Sucesión de efectivas imágenes artísticas: “Vértigo continuo por la Liberación de los 5” [ ]

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en El Diario que a diario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s