Estado de SATS en la mirilla

Jorge Ángel Hernández

Rodiles y Varcklay en los extremos presidenciales del encuentro injerencista

Uno de los proyectos con que el habitual asedio injerencista estadounidense pretende justificar intervenciones militares en Cuba, Estado de SATS, ha celebrado un provocador y cínico encuentro este primero de marzo. Al estar presidido por el Jefe adjunto de la SINA, Charles Varklay, y al que asistieron además los diplomáticos Anna Bienkosz, Consejera Política-Económica, de la Embajada de Polonia, y Lars Gunnat, Consejero en tránsito de la Embajada de Suecia, revela su estrategia y se desmarca de las pretendidas intenciones culturales de su creación. Se trata de una maniobra de abierta proyección injerencista. El carácter ofensivo de la acción no da lugar otros calificativos, por más que prefiera evitar las retahílas de insultos con que se sazonan las divergencias políticas entre el proyecto revolucionario cubano, en transición socialista y con respaldo poblacional mayoritario, y el siempre fracasado intento de revertirlo desde fuera.

Su organizador visible, Antonio G. Rodiles, apenas unos días atrás asistió a uno de esos encuentros donde se debaten tácticas y estrategias subversivas y se asume el abierto carácter plattista de este tipo de acción, gráficamente documentado por el blog Cambios en Cuba. Entre quienes conforman el proyecto o asisten a sus convocatorias, y algún otro que voluntariosamente se le añada, completan una minoría no cuantificable ni siquiera en relación con una muestra poblacional de intelectuales y artistas en la propia provincia de La Habana, me atrevería a suponer, con poco margen de error, que ni siquiera en relación con uno de sus menos favorecidos municipios.

Nadie, por generoso que sea, puede considerarlos estadísticamente atendibles y, mucho menos, con capacidad de convencimiento y llamado cultural; tras su fachada, no ya para la representatividad legal que buscan asentar sino para la ilegal de subversión, apenas corre dinero. Ni cultura, ni política. Es, por supuesto, un lugar común estrictamente común para los despoblados grupos que se proclaman como disidentes. Sin embargo, y como se trata de una estrategia de Guerra Fría que prepara el terreno para legitimar ante la opinión pública internacional, con su infantería mediática, una invasión militar en Cuba, la Unión Europea le dedica también tiempo y recursos. El testimonio Enemigo, de Raúl Antonio Capote, ofrece detalles —reveladores, tremendos, dolorosos— acerca de las características del modus operandi del injerencismo en este mismo instante en Cuba.

Es más, a pesar de que se ha ido incrementando el intercambio cultural entre artistas e intelectuales de Cuba y los EEUU, a estos diplomáticos que echan por tierra con acciones semejantes el papel de la diplomacia, apenas les importan, y ni siquiera se dan por enterados, sino que centran su atención en aquellas personas que, bajo salario, estén dispuestas a seguir sus estrategias. Como patrón, tales conductas responden más a acciones de agente secreto que a las de diplomáticos. Tal vez por eso, es decir, por su ignorancia cultural y sus insuficientes fuentes de información directa, no consiguen la más mínima incidencia en la población neófita cubana.

Durante la Feria del libro, me tomé el trabajo de mencionarle el proyecto Estado de SATS a unos diez o doce escritores, de los cuales solo el propio Capote pudo hablarme con conocimiento de causa. Ninguno de los otros tenía ni la más remota idea de que existiera. Recalco: ¡ni la más remota idea! Algunos incluso me observaron revelando la sospecha de que los estaba embromando. Sin embargo, como lo asegura un escritor al pie del comentario del blog La pupila insomne, son “muy conocidos en Europa”, supongo que en los círculos en los que se considera vencida la Revolución cubana y por los que solo se recicla el mismo patrón de juicio plattista, o el odio a lo que signifique Cuba, por extensión a sus propias frustraciones por no haber alcanzado suficientes “méritos” opositores.

Acciones como esta trabajan, no obstante, más allá del borde de lo legal, tanto respecto a la constitucionalidad nacional como en relación con las normas del derecho y la diplomacia internacionales. Hay, pues, una cínica impunidad de las potencias, económicas y mediáticas, que figuran la existencia de grupos como Estado de SATS, cuya presencia fuera apenas virtual, un espectáculo para emigrantes derrotados, o para usuarios mediáticos timados, si no remitiera en realidad a la nada virtual amenaza injerencista del plattismo. Ahí radica el porqué, a mi entender, no debe considerarse inofensivo y tolerar con pasiva indiferencia sus acciones de mal disimulada pantalla subversiva.

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en Polémicas en Web y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Estado de SATS en la mirilla

  1. Tomas Valdes dijo:

    Señor bloguero oficialista: Si en Cuba existiera acceso real y amplio a la Internet, y/o en los medios de difusión se pudieran expresar opiniones politicas radicalmente opuestas a la línea del PCC; entonce le aseguro que esa “minoria no cuantificable” se convertiría en abrumadora e imparable mayoría. Para terminar, una pregunta personal: ¿Cual entidad gubernamental te concede el acceso a Internet para escribir ese ‘blog’?…

    • ogunguerrero dijo:

      Señor Tomás, en primer orden me llama oficialista, sin tener en cuenta que expreso mi criterio al margen de lo que piensa la oficialidad, aunque es cierto que, gracias a mis propias concepciones, tenemos más coincidencias que con los llamados opositores y prácticamente ninguna con los plattistas. Creo que no se ha tomado el trabajo de revisar mi curriculum y circunstancia social y cultural.
      Por demás, si piensa Ud. que la mayoría del pueblo cubano acudiría al anexionismo, desconoce tanto la historia del país como los focos de demanda de la población en este momento de nuestra historia, hay que ser serio en las valoraciones si se pretende hacer avanzar el país, sea cual sea la posición política. Ahora bien, si su posición responde al capitalismo, con entrega total a la ideología neoliberal, pues desde luego que no le sirve el avance del país, sino el de la clase dominante (a la que supongo cree pertenecer en ese hipotético caso de viraje político)
      Y le respondo la pregunta que tanto le inquieta, aunque hace Ud. lo que el mecanismo anglófoco de la comunicación considera una tag question (pregunta de respuesta incluida) y, de nuevo, al ceder a su deseo, difumina la realidad y yerra en el pronóstico: mi conexión es personal, hacer el blog es una decisión personal, estrictamente personal, y lo que en él publico responde a mi absoluta voluntad, sin que medie ni la más mínima insinuación de censura. Me siento no solo en el derecho sino además en el deber de oponer mis opiniones a ese volumen dominante que asedia y bloquea a Cuba, la Cuba en transición socialista a la que la mayoría de los ciudadanos respalda. Si considera eso un privilegio, pues lo acepto, cómo no: soy un feliz privilegiado.

      • Libertad para Cuba dijo:

        Sr. Bloguero
        Si su conexión a Internet es personal, entonces no vive en Cuba, allí nadie puede tener una de esa naturaleza, a no ser que sea de un selecto grupo de personas, muy privilegiadas por cierto, que se les da ese derecho.
        La inmensa mayoria no tiene acceso a Internet, y el grupo poblacional que si lo tiene es a través de la empresa para la que laboran, con importantes limitaciones sobre a que sitios pueden o no visitar.
        Considero que en el mundo de hoy, la privación que hace el gobierno de Cuba del acceso a Internet a los ciudadanos de la isla es una violación de un derecho humano, aunque aun no esté regsitrado en la, dicho sea de paso, ya extremadamente violada carta de derechos humanos.

        Tampoco ustedes ha revisado adecuadamente el trabajo de Estado de STAS. El caracter anexionista de su labor solo está en su cabeza. EL hecho que diplomáticos de otras naciones participen de su proyecto no le cambia su naturaleza, que claramente expresa su creador Antonio Rodiles

        HT: En tú opinión ¿Cuál es el modelo económico, político y social que crees más conveniente para Cuba?

        AR: Yo soy partidario de aquel modelo político que tenga como prioridad la libertad del individuo, entonces no importa cuál sea la denominación del gobierno, sólo que este tenga al ciudadano por encima de todas las cosas, de ahí que creo que lo primero que debe pasar en Cuba es que los ciudadanos recuperen todos sus derechos, todos tienen que volver a tener sus derechos políticos y económicos, eso es lo principal que tiene que pasar aquí.

        Por supuesto, también habrá que evitar con leyes que los derechos de unos avasallen a los otros, aunque eso es una realidad que ocurre en cualquier sociedad contemporánea. Lo principal es que el cubano pueda tener la capacidad de ser dueño de sus propios bienes y que los pueda usar, que pueda comerciar con ellos, que el Estado funcione más como un árbitro y no como un ente que controla toda la sociedad.

        Esa visión totalitaria que tiene el Estado cubano es muy arcaica, por eso, te digo que el punto fundamental en el nuevo modelo a instaurar en Cuba debe ser el de la libertad individual, una libertad, donde se evite el monopolio y la competencia desleal en todos los ámbitos.

        Soy de la opinión de que hay muchas experiencias exitosas que se pudieran revisar a la hora de hacer cambios en Cuba.

        HT ¿Y que tipo de nombre le pondrías a ese nuevo gobierno que quieres para Cuba, liberalismo, socialismo, socialdemocracia, etc.?

        AR: Mira, yo soy más partidario del liberalismo, si bien es cierto que el liberalismo actual es diferente al liberalismo clásico del siglo XIX. Te pongo un ejemplo típico, Wikipedia, ¿con que visión ideológica la asocias?, si te das cuenta no es nada fácil hacer una taxonomía de este espacio en la Web. Este sitio es producto de una economía de libre mercado y a la vez tiene una proyección en lo social lo que hay que darse cuenta es que esa manera de mirar la sociedad donde hay visiones completamente desconectadas, es una visión que va quedando cada vez más en el pasado.

        Esa sociedad que quisiera para Cuba, es una que resulte de muchas visiones mezcladas, aunque el punto común donde confluyan deberá ser la libertad individual, donde siempre la persona tenga todas las libertades para hacer su trabajo. Creo que ese modelo debe funcionar, hay quien dirá que esa es una versión socialdemócrata que toma elementos del liberalismo, hay quien dirá que es liberal con elementos de social democracia, aunque ya te digo, me es un poco difícil en la coyuntura actual enmarcar con un solo adjetivo lo que deseo para Cuba.

        HT: Antonio ¿te consideras; un disidente, un opositor, un libre pensador o intelectual difícil?

        AR: Mira, en un encuentro de Estado de SATS, que le dedicamos a los Proyectos independientes, el organizador del proyecto Talento Cubano, Adrián Monzón, ante la misma pregunta dio una repuesta muy ingeniosa. Él dijo que se consideraba un emprendedor que cuando trataba de realizar su proyecto se encontraba con una oposición que le impedía desarrollarse.

        Yo en lo particular te digo, que me considero un opositor de todo lo que tenga que ver con el totalitarismo y que intente controlar la individualidad, aunque la verdadera oposición, para mí, es la que está ejerciendo el gobierno, al no dejar al individuo posibilidades para desarrollar su talento y potencial.

        El sistema durante muchos años ha construido una forma de control que evidentemente no funciona. Aquí en Cuba no procede, como tampoco ha procedido en el mundo árabe, sino, quien le iba a decir al Gadafi hace un año atrás que iba tener un final tan ridículo, un hombre que solía comparar a sus opositores con “ratas de alcantarillas” y mira como terminó. Volviendo a lo que te decía, en el fondo aquí en Cuba lo que se contrapone es que el Gobierno quiere tener el control total sobre individuos que son libres por antonomasia.

        Para mi la esencia es, ¿dónde está el poder?, ¿en los individuos, en el monopolio de un grupo, en el Estado? Creo que mi posición al igual que la de muchos ciudadanos es la natural, creo que en ese sentido el Gobierno es el verdadero opositor de las libertades y derechos individuales.

      • ogunguerrero dijo:

        Sr.(a)/ Libertad para Cuba, soy, en efecto, un cubano residente en Cuba con el privilegio de usar una conexión personal sin condiciones y sin restricciones. Sé que ese es un grupo de cuantificación escasa, aunque bastante mayor que el Rodiles, pero qué puedo hacer si Ud. da por hecho algo que no es del modo que lo ve, sino como lo he explicado antes? Y perdone el cantinfleo, pero viene de su propia proposición. También me recuerda a la siempre graciosa firma del contrato de Groucho Marx.
        Por otra parte, Cuba no priva al ciudadano de Internet, sino que regula la escasa banda que puede usar, debido precisamente a las leyes estadounidenses que nos prohiben usar todo cuanto contenga tecnología de empresas norteamericanas y sus sucursales; se llama bloqueo y se convierte con frecuencia en asedio. Yo he sufrido parte de esas consecuencias, respecto a mi y mi familia, que pudiendo tener un tratamiento óptimo contra el cáncer, ha tenido que privarse de él y usar otro más atrasado porque nuestro (cubano) servicio estatal gratuito no puede adquirir en el mercado internacional esos productos, ¿no le indigna, siquiera humanamente eso? Estoy de acuerdo, desde luego, en que debe haber un acceso lo más socializador posible para Internet, de ahí los llamados Joven Club, que son apenas un paliativo, pero un paliativo que ha subido el bajo porciento cubano en una escala de ascenso incomparable con la de otros países en los últimos años (respecto al año anterior, le aclaro, para que no me replique con cifras brutas, que son otra cosa).
        De Estado de SATS sé poco, tiene razón, y lo poco que sé corrobora no solo el anexionismo de su postura, sino el retroceso en cuanto a régimen de relaciones sociales. En la entrevista que Ud. amablemente traslada a mi blog, el propio Rodiles lo dice claro (no sé si alto, como los militares); de hecho, y es lo que le sucede a la devenida, manipulada (improvisada en muchas ocasiones) oposición cubana, carecen de programa de Partido, y ni idea tienen de cómo formar un programa de gobierno nacional, como sí lo tenía el Ejército Libertador Mambí, o el Ejército Rebelde, por ejemplo; los opositores que así se proclaman se debaten entre los errores del proceso revolucionario cubano, sin reconocer sus transformaciones radicales de reconocimiento social y sus muchas virtudes, y dejan al aparato internacional de injerencia (documéntese, no ya con textos comunistas, sino con archivos de coldwar files, profundamente anticomunistas, como yo mismo me he tomado el trabajo de hacer, para responder a un criterio justo y no a un capricho).
        Yo creo, personalmente y sin que ningún poder político me lo exija, en el socialismo como sistema de reivindicación de los derechos humanos, y sociales, y culturales, y de todo tipo, como el sistema necesario para garantizar al individuo su emancipación, para desalienarlo, aunque aun así el trabajo todavía no sea completamente justo (si sigue primando la ley de mercado laboral, la justicia adquisitiva es imposible). Esas son mis ideas, pero, a diferencia del Sr. Rodiles, representante de un grupo estadísticamente imposible de colocar en nada que se respete culturalmente en Cuba, menos políticamente, no tengo a esos medios monopólicos esperando que dija “Jí”, para reproducirlo y magnificarlo. En la ocasión en que llevan a sus páginas mis ideas, estos aslariados de los monopolios mediáticos las tergiversan impune y descaradamente. Le recomiendo que revise mi blog, que puede informarlo(a) más.

    • Rafael Martin dijo:

      Rodiles? me suena ese apellido, parece que algunos hijos de p…apa con internet y casa en Siboney, estan traicionando las ideas y principio de sus padres y poniendose tan bajos como vendepatrias que dan asco sus pretenciones anexionistas!

  2. manuel oslo dijo:

    Si estar en desacuerdo es ser un disidente entonces estamos muy jodidos.Que la inmensa mayoria apoye la revolucion es un disparate de marca mayor. Lo que usted llama revolucion dejo de existir hace mucho tiempo.Que el representante de la oficina de intereses de eeuu y algunos otros diplomaticos se reunan y den su opinion,no los convierte en enemigo de nadie.Cansados estamos de ver a representantes del gobierno cubano participar en actos en todo el mundo incluido los eeuu , afavor de todo tipo de causas.

    • ogunguerrero dijo:

      Sr. Manuel Oslo, como es Ud. quien me acusa de disparatar, le devuelvo la calificación, de bido a: ¿Ha consultado Ud. un elemental manual de comportamiento diplomático? ¿En cuál cabe la conducta de estos diplomáticos estadounidenses, suecos y polacos? Llamar a alguien, por repentino e irreverente deseo, digamos, “imbécil”, no convierte a esa persona en un imbécil, en la mayoría de los casos revierte el calificativo. Y en el caso de Rodiles, él mismo se ha llamado opositor (lo que califica indistintamente, aunque mayoritariamente se acoge al socorrido término de totalitarismo)
      ¿Ha visto Ud. a diplomáticos cubanos en actos ilegales en otras naciones? La noticia estaría sonando todavía aunque hubiese sido diez años antes. Conspirar para derrocar al gobierno legítimo de una nación (y Rodiles pone en la entrevista que trae el comentarista anterior el ejemplo de Gadafi y el mundo Árabe, lo que en la más elemental semiotización se llama semejanza) es ilegal e injerencisrta. De hecho es blanda la conducta “oficialista” que solo confía en el seguimiento y en la opinión pública de esa mayoría que a Ud. le parece un disparate, aunque no pueda demostrar lo contrario con un análisis serio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s