Por mí ciertamente esperarán las islas

Sergio García Zamora

Tres poemas de su libro La borrasca premiado en el concurso Fundación de Fernandina de Jagua 2012

Del invierno

¡y nada apesadumbra y todo admira!

José Jacinto Milanés. «Invierno en Cuba»

Las jóvenes madres ahogan a sus hijos

cubiertos por lana gruesa y abrigos de piel

traídos de Noruega, de Winnipeg, de Rusia.

Los estudiantes van tras el helado.

Es la estación del frio, pero son estudiantes:

casi nunca hacen lo que se espera.

Algunos patinadores del parque Vidal

comentan cuan agradable resulta

el practicar en invierno.

Por las calles como ríos congelados

cruza el alma en busca de café

y piensa en el diciembre largo, suntuoso

donde sobrevive la orquídea.

Los poetas de vanguardia palean la nieve

caída sobre los versos de antiguos poetas.

En las playas del inclemente azul

turistas sin camisas toman el fresco.

Islas

Por mí ciertamente esperarán las islas.

Isaías 51, 5

Tendría la íntima soberbia de  saber

que han esperado por mí:

Lesbos y sus poetas,

Chipre y Corinto que no he visto,

Tahití donde Gauguin encontró su edén

mientras pintaba oscuras mujeres

con la misma naturalidad de las tahitianas

al mostrar los senos.

Como Ulises que permaneció siete años en Ogigia

y creyó eran siete días,

así viviría yo en Quíos, en Citera, en Naxos.

Podría repetírmelo en mi aislamiento

cuando arrecia la maldita circunstancia

del agua en todas partes.

Pero desconfío demasiado

de todo privilegio.

¿Desde cuándo una isla esperó por otra isla?

A propósito de una visita a la villa de la Santísima Trinidad

A la villa de la Santísima Trinidad

−sitio que otrora fuese el esplendor

en tiempos de servidumbre−

los estudiantes han ido.

Lecciones de arquitectura

y de historia nacional, deben aprender:

cuánto importa el adoquín y la balaustrada

o el Valle de los Ingenios

−que ahora mismo podría nombrarse

el Valle de los Reyes−,

con su torre Iznaga como un obelisco.

No tenemos pirámides,

sino la memoria del ingenio.

Los estudiantes anotan en sus cuadernos

los ilustres apellidos del horror y la abundancia:

Borrell, Cantero, Malimbrán

y se quedan absortos ante los cubiertos de plata,

ante las vajillas familiares

encargadas a la vieja Europa:

Sevres, Sajonia, Baccarat.

Verdaderamente fueron

los amos, los dueños, los señores,

pues nada les fue vedado

en el apogeo de esta villa.

Una extraña seducción ejerce la alcurnia

aunque este asentada sobre la sangre.

¡Ah, lecciones de arquitectura

y de historia nacional, que han aprendido!:

niños escuálidos  −que Ponce no sabría pintar −

extienden la mano a través de la balaustrada

o corren sobre el adoquín

persiguiendo a los nuevos amos,

a los nuevos dueños, a los nuevos señores.

Los estudiantes miran con asombro:

quisieran podar esos gestos,

quisieran borrar la imagen de las casas

con la torre de la Iglesia San Francisco al fondo:

la imagen acuñada en cierta moneda

de veinticinco centavos,

que hombres de apellido impronunciable

entregan frente al museo,

como si de alguna forma  –terrible forma−

devolvieran la ciudad.

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en Oficio de leer y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Por mí ciertamente esperarán las islas

  1. ogunguerrero dijo:

    Por correo electrónico me llega este comentario del escritor Amador Hernández:
    con estos poemas, sergito, ganaría un premio en cualquier orilla del mundo. es ese humanismo conmovedor que logra pasmarme mientras leo sus poemas lo que ha hecho que lo tenga hoy entre mis favoritos. un abrazo y muchas felicidades para su obra que sigue mostrándose en todo su esplendor. hágaselo saber. amador hdez hdez desde La barranca de todos..

  2. cubano1959 dijo:

    Cuando el sueño profundo y final
    se a apodere de mi para siempre
    entrare levantando mi frente
    como bueno luche contra el mal

    Ya no sangra mi herida mortal
    pues la guardo muí dentro del pecho
    patria o muerte es mi grito final
    venceremos esta escrito en mi lecho

    mi bandera refleja la historia
    de valientes que no la vendieron
    con su estrella se guían pioneros
    que defienden la digna victoria

    Es mi patria rebelde y mambisa
    es el sueño que tuvo Marti
    es mi Cuba una eterna sonrisa
    es la tierra de un pueblo feliz

    Hoy yo grito que viva Fidel
    que vivan los héroes por siempre
    también vivan los que hoy la defienden
    de los ataques del monstruo mas cruel

    El imperio castiga al Cubano
    que defiende a la patria real
    el imperio protege al gusano
    terrorista, mercenario, criminal

    Cuando el sueño profundo y final
    se apodere de mi para siempre
    entrare levantando mi frente
    como bueno luche contra el mal

    Erik Fundora Salina…

  3. cubano1959 dijo:

    Una daga clavada en lo oscuro
    es la muestra de un golpe cobarde
    los ideales de hombres seguros
    no los pueden matar con alardes

    Hoy la estrella derriba los muros
    es la misma que siempre brillo
    el ejemplo del Che es tan puro
    que yo juro que el nunca murió

    Comandante valiente y seguro
    guerrillero de pasos constantes
    comandante sonrisa brillante
    es tu luz el candil del futuro

    Quien conoce tu historia respeta
    quien critica no sabe pensar
    quien con Cuba un día se meta
    A millones de Che,tendrán que enfrentar

    En mi alma cultivo lo puro
    con mis manos defiendo el honor
    si me clavan la daga en lo oscuro
    de mi herida nacerá el amor

    Erik Fundora Salina.

  4. cubano1959 dijo:

    Cuando el sueño profundo y final
    se a apodere de mi para siempre
    entrare levantando mi frente
    como bueno luche contra el mal

    Ya no sangra mi herida mortal
    pues la guardo muí dentro del pecho
    patria o muerte es mi grito final
    venceremos esta escrito en mi lecho

    mi bandera refleja la historia
    de valientes que no la vendieron
    con su estrella se guían pioneros
    que defienden la digna victoria

    Es mi patria rebelde y mambisa
    es el sueño que tuvo Marti
    es mi Cuba una eterna sonrisa
    es la tierra de un pueblo feliz

    Hoy yo grito que viva Fidel
    que vivan los héroes por siempre
    también vivan los que hoy la defienden
    de los ataques del monstruo mas cruel

    El imperio castiga al Cubano
    que defiende a la patria real
    el imperio protege al gusano
    terrorista, mercenario, criminal

    Cuando el sueño profundo y final
    se apodere de mi para siempre
    entrare levantando mi frente
    como bueno luche contra el mal

    Erik Fundora Salina..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s