Amenazas

De mi libro Criaturas finitas y contables, Ediciones Unión 2006, p. 19IMGP1769

He sentido el rigor de una amenaza y he desmentido con hábil subterfugio loIMGP1769s credos entusiastas, las verdades terribles que eran mías allí en mi soledad.

Una amenaza es la fuente de grandes paradigmas.

Una amenaza es la fe de sostener exhaustos dogmas. Cortejarla, es poder frecuentar la Gran Historia; vivir la más añorada dimensión. Dominarla, es el rayo de Júpiter tronante, el incendio de Dios.

Una amenaza en el puño y bien segura.

Evadirla, es astucia de tonto, un acta que suscribe que nadie, bajo el dominio mordaz de una amenaza, emprenderá felizmente su fuga del castillo de Iff.IMGP1769

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en El Diario que a diario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s