¿Voto de castigo, o sadomasoquismo?

Venezuela 6-D

Juan José Guevara Alvarado
Entre la campaña de los falsos chavistas, de los revolucionarios consentidos y haraganes, se filtra la idea del voto de castigo, como si no hubiese más castigo para el pueblo venezolano que el regreso al poder de quienes han saqueado al país durante siglos y han hecho sus fortunas a costa de dejar a otros magnates extranjeros hacer mucha fortuna, pero mucho más escandalosas y grandes. Los mismos que hablan de cambio.
El sadomasoquismo es el comportamiento sexual que experimenta excitación y satisfacción mediante el sufrimiento físico o psíquico, que se inflige a otra persona o recibe de ella.
Puede ser indicativo de trastorno mental o el resultado de emociones humanas como el odio, la venganza e incluso ciertas concepciones arcaicas de la justicia.
Tal especie de masoquismo, cuyas consecuencias se podrían ver muy pronto, se nos vende la idea del mal llamado voto de castigo.
Esto se fomenta entre el descontento de la gente, en diferentes espacios.
Hay desde luego quien disfruta del sadomasoquismo, como hay revolucionarios cuyo disfraz de oveja se rasga en los momentos cruciales para dejar ver el de lobo que yace en lo más recóndito de sí.
Vale la pena preguntarse; ¿castigo a quién? ¿A las victorias significativas que se han producido en apenas una década? Que son producto de una exclusión histórica en nuestro país.
Según las cifras actuales del Instituto Nacional de Estadística, de los 547 mil millones de dólares se han invertido 60% al área social en contraposición con el 36% se ha invertido anterior, demostrando que el contenido del Gobierno en el área social es de primer orden. Según el informe preliminar que Venezuela presentará este mes ante las Naciones Unidas respecto al cumplimiento de las llamadas Metas del Milenio, la inversión social en el país se duplicó estos 10 años de Gobierno bolivariano en comparación con la década anterior a 1999.
El índice de pobreza en Venezuela es de 23%, en tanto el de pobreza extrema alcanza el 5,9%, usando como referencia la canasta básica. Sin embargo, considerando el índice por persona, la referencia para la ONU, para 1999 era de 24% y llegó al 7%. En el gobierno de Rafael Caldera esta cifra se elevaba al 70%, en tanto la pobreza extrema se ubicaba en el deshionroso guarismo del 40%. Durante el sabotaje petrolero se disparó al 60%. En el ámbito de la educación, observamos que los que comienzan la primaria a los seis años, terminan el sexto grado el 84%, para los que comienzan a los 8 años, lo terminan al 97%. Es una cifra cercana al 100%. La meta será cumplida en corto plazo.
Respecto al índice de mortalidad infantil, era de 25 por mil nacidos vivos en 1990 en tanto en el tiempo transcurrido en la Revolución bolivariana ha alcanzado el 13 y sigue hacia una meta posible y tangible de 8,6 por cada mil nacidos vivos. ¿Para quién es el castigo? ¿Para la burguesía o para las grandes mayorías? Votaran castigándose a sí mismos y a los demás.
Castigarán a los viejos y a sus pensiones, a los estudiantes, sus libros, sus tablets y el futuro de sus conocimientos, gratuitos y de calidad a los productos subsidiados. Votaran para los que discursean un cambio pero que ocultan sus verdaderas intensiones. Su verbo es la privatización. Por eso no deben volver, porque su cambio; es tan solo un retroceso neoliberal, una exclusión masiva que se justificaría con la cháchara de formulas mágicas como medidas tomadas por el FMI.
No te dejes engañar querida lectora, querido lector. Debemos elegir, por el verdadero avance de seguir profundizando y mejorando nuestros logros, asumiendo lo que tengamos que asumir. Debemos elegir el verdadero conocimiento para la construcción de un mundo regido por principios humanos y no por intereses mercantiles. Que solo es posible con el socialismo, de lo contrario estaríamos destinados al fracaso histórico, y al sadomasoquismo, que ni siquiera elegimos.

Publicado en Barinotas

Acerca de ogunguerrero

Oggun, orisha guerrero; con Oshosi, dueño del monte; con Elegguá, domina sobre los caminos. Mensajero directo de Obatalá. Rey de Iré, vaga por los caminos solitario y hostil. Jorge Angel Hernández, poeta, narrador, ensayista (31/8/61)
Esta entrada fue publicada en El Diario que a diario, Hallazgos compartidos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s